Habla, memoria

El pasado (que es infinito como el futuro) está lleno de novedades. Basta recostar la espalda sobre su horizonte y ahí están las coordenadas para ser redistribuidas. El olvido en cambio no trae nada nuevo, puede glaciar un conjunto de recuerdos y dejarlos inmóviles por el largo de dos vidas (también hay un olvido temeroso, vacilante, indiferente, que está reservado para los corazones abotagados).

Hay un olvido que no es represión, podríamos ser clásicamente freudianos (lo cual a esta altura del mejunje psicoanalítico es todo un logro) y decir que una representación ha perdido la libido que ahí estaba puesta (hoy significante) y se ha ido a otro lado. Es una posible explicación. También está la negación y la desmemoria, pero son otra cosa.

Hace poco tuve que dar por perdido mi DNI, el DNI que tenía mi foto de los 16, DNI que conservé impoluto gracias a un par de tapas plásticas que fueron su escudo contra el tiempo. Pero un día le quité la vista, lo dejé en otras manos y nunca más lo encontré. Quizás una forma de olvido sea tan simple como dejar de ver algo. Nada tenía en especial ese DNI que me recordaba que voté a De la Rúa (aunque si me preocupa ahora el hecho de que el cambio de domicilio no me deje votar la reelección), pero la sensación de tener que dar algo por perdido aunque sé que no lo está (acá es pura animalidad), porque sé que cuando llegue el nuevo DNI, el viejo aparecerá entre las cajas y el desorden actual, y como mínimo, me parece molesto.

Quizás el tiempo se pliegue en estas pequeñas ironías de la existencia y se desenvuelva de una manera que sólo conoce nuestro inconsciente. Hace poco (y acá se gestó esta entrada) encontré un libro que pensé había perdido, y dentro de él un papel que por siempre me recordará algo. Me sentí aliviado por dos segundos y volví a los laberintos.

La memoria es un queso gruyere que necesita de los objetos para no perder de vista el DNI del infinito.

5 comentarios:

Anónimo | 11 de junio de 2011, 8:34

Momento de mudanza? Huyyy es inquietante. Uno pone a su derecha lo que se lleva y en la izquierda lo que desecha (puede ser al reves,claro)pero es un momento de decisiones. De ponerle valor a las cosas. En mi caso, me cuesta dejar o tirar cosas (muebles, papeles, regalitos inutiles, etc.)Pero se abren nuevas dimensiones en la mudanza: otros olores, otra gente, otro paisaje, otros ruidos. Ah, además, es ley que cuando das algo o alguien por perdido, aparece asi nomás.

Anónimo | 11 de junio de 2011, 12:23

Que intriga lo que decía el papelito...!!

ema | 13 de junio de 2011, 15:41

Speak, Memory
Vladimir Nabokox dixit
Lindo verte Lis.

flor | 14 de junio de 2011, 14:30

también puede pasar que te hagan para el nuevo dni una foto en la que no seas vos. "ésa no sos vos". y tengas que ir a encontrar tu yo a otra parte.

Lisandro | 14 de junio de 2011, 16:48

anonimos: algo asi, si. Y el papel no estaba escrito por una persona.

Ema, you got it.
Flor: lo que sucedió, es una foto increiblemente mala.

Publicar un comentario en la entrada