Ruido sordo



Un símbolo, una rosa, te desgarra
y te puede matar una guitarra. 

JLB. “1964

Las cacerolas han perdido la fuerza simbólica de protesta con la que emergieron. Diez años de crecimiento  sostenido con inclusión social marca que otra es la coyuntura. Las cacerolas que encontraron su razón de ser en la intersección entre  los ahorristas enojados del 2001 y las personas en los piquetes que reclamaban por el hambre y la exclusión extrema a la que estaban siendo sometidos, hoy ven el símbolo mancillado. 

Las cacerolas representan por excelencia, en el imaginario instituido, el elemento en el cual se cocinan los alimentos. Una cacerola vacía entonces representa la falta de los mismos. El ruido que produce al ser golpeada es en general un ruido seco, sin melodía. Ninguna voz puede subirse armónicamente sobre ellas.
Una cacerola no representa la lucha contra la corrupción, contra el autoritarismo, contra las restricciones al dólar, contra la inseguridad, contra la delincuencia, contra un currículum vitae, contra un vicepresidente sospechado de negocios pocos claros (no procesado), contra un modelo de pensar y llevar adelante un país. No, una cacerola no dice nada acerca de eso. Lo tienen que decir las personas que se manifiestan o sus voceros, en este caso los medios que se sienten representados (e incitan a) por estas expresiones que todo parecería indicar, aun poseen un nivel de convocatoria bajo. 

“Los vecinos” -una expresión  aun más ideologizada que “la gente”- pueden hacer y decir lo que quieran, pero si algo ha quedado en evidencia en estos años recientes es el intento de ver qué ideas representan, cómo entienden el mundo, que idea del rol del Estado tienen, qué piensan de los gremios, cómo les cae Lanata, cómo les sienta la democracia, los procesos judiciales, la revaluación fiscal de las tierras, la redistribución de la riqueza, el impuesto a las ganancias, etc. Si este Gobierno tiene algo de “autoritario” es haber creado las condiciones para que toda persona mayor de edad –digamos- se sienta eventualmente compelido a reconocerse como un sujeto político cuyas acciones y pensamientos son pasibles de ser confrontados por otros. Y eso es un gran logro. 

Desterradas las ideas de objetividad e imparcialidad donde descansan los cobardes, es entendible que el sector que no lo votó sienta a este gobierno como un gran Otro que hace de ellos lo que quiere. Y como dijimos muchas veces, lo realmente insoportable es sentirse a merced de la voluntad del Otro. Pero si ese Otro intenta con vehemencia y convicción –aunque fallidamente a veces-  hacer el país un poco más equitativo, bueno, qué importa no poder comprar tantos dólares, comprar tecnología extranjera, finalmente: anhelar lo que no somos. 

Las plazas están para ser ocupadas, los símbolos para ser creados y recreados, la participación política –en un sentido amplio- es la arena innegociable para el debate de ideas. Pero a no hacerse los distraídos, estar en un lugar no te deja estar al mismo tiempo en otro.  Las cacerolas suenan de distinta manera según quien las aporree.  Hay símbolos que se resisten.

8 comentarios:

Anónimo | 7 de junio de 2012, 23:32

El problema es que el pais no es mas equitativo, y que esa inclusion es una ilusion que se deshace. Solo se esta mejor en relacion al mil veces mencionado 2001, a esta altura un elemento extorsivo. La gente que protesta lo hace espontaneamente, por las razones que les parecen (corrupcion, inflacion, inseguridad, el costo del nivel de vida, etc.) y me parece una operacion hipocrita que solo se oigan quejas del supuesto progresismo hoy, cuando en Buenos Aires hay por lo menos 3 cortes por dia hace unos 10 anos. Es como si no molestara la plata nacional y popular, la de la obra publica y Puerto Madero, y si la otra, la de la avenida Santa Fe. Ya que empezas la cita con Borges, de que lado crees que estaria JLB? Creo que no me quedan dudas.

Saludos,

Bloom

Lisandro | 8 de junio de 2012, 7:04

Edward: la gente que proteste todo lo que quiera, se ha garantizado el derecho a la protesta sin represión violenta desde el 2003. El “espontáneamente” tiene en su reverso la idea de que los demás no lo hacen espontáneamente, sino por motivaciones oscuras inconfesables.
La cita a JLB es deliberada sabiendo que él estaría con los actuales “cacerolazos”. Sin embargo, él tendría la suficiente creatividad y potencia para darle un vuelo cósmico y culinario a estas protestas que sólo se oponen en lugar de proponer ex profeso escenarios alternativos. Saludos!

Anónimo | 8 de junio de 2012, 11:13

Que genial Lis
<3
v

Anónimo | 8 de junio de 2012, 11:58

Ni siquiera saben porque protestan. Quieren comprar dolares y no pagar impuestos. Pero en el fondo tienen resentimiento por haber metido en cana a todos los milicos vendepatrias asesinos, porque defenieron a la oligarquia y ya no van a poder hacerlo mas. Es netamente ideològico, Macri y el PRO aumentaron el ABL 400%!!!!! y ninguno de estos angurrientos miserables salio a decir nada. Dan pena, son 70 gorilas amargados por el apabullante triunfo del pueblo en las urnas.

Ricardo | 8 de junio de 2012, 13:07

Excelente texto, como siempre.
La vaguedad de la protesta, los tópicos aludidos para intentar seducir a una clase media que no se prendió como en 2008 (esperemos que no lo haga), esconden los reales motivos de conflicto: el revalúo inmobiliario rural en la provincia de Bs. As. y el "cepo" al dólar. Esa protesta por el dólar esconde algo más, que es la razón por la cual quieren dólares.

Saludos, Lisandro.

Anónimo | 9 de junio de 2012, 15:41

Postal perfecta Lisandro de la realidad actual!!! y mejor respuesta a Bloom (berg?)

Anónimo | 11 de junio de 2012, 5:00

Lo que haria o dejaria de hacer Borges es dificil de predecir, no se si leiste el diario de Bioy pero JLB dista de ser un democrata pensante, y asi lo prefiero.

Con respecto a lo de "espontaneamente", me refiero a que no hubo una convocatoria partidaria, mas bien un contagio que entusiasmo a algunos que vienen juntando bronca hace mucho tiempo. Realmente hay un priurito de clase media observando a clase baja con cuidado y respeto excesivo si pensas que la mayor parte de las manifestaciones actuales no son simples actos de punteros que buscan aumentar la plata que se les asigna. Yo soy periodista y lo veo todo el tiempo. Por que decir que no es "espontaneo" esta mal? No es peor mentir? Ah, no, no si sos kirchnerista.

Despues, bueno, los comentaristas tienden a repetir el discurso bajado desde Pagina 12: "clase media golpista contra la democracia". En fin... no merece comentarios. La gente que golpe las cacerolas es en algunos casos impresentable, pero recuerden que hubo un 46% de argentinos que no votaron al gobierno y pensar que en ese procentaje solo esta Pando es como pensar que todos los K son Shocklender, Reposo, Boudou y Jaime (aunque...)

Slds

Bloom (verg)

mariana | 22 de junio de 2012, 1:12

que lindo lo que escribis

Publicar un comentario en la entrada