Boquitas pintadas


Imaginemos la siguiente situación: tres amigos de entre 25 y 35 años se juntan una tardecita a pasar el rato y deciden llamar a una chica de 14 años envalentonados por lo que se dice de ella. Ella accede y como accedió tanto, deciden bajarse los pantalones a ver que pasa y festejarsela. La chica es solícita y comienza a practicarles sexo oral a los tres, metiendo en su boca de a más de un órgano entre otras prácticas. Uno de los tres adultos no contento con el momento, filma la situación y se encarga de que queden bien registradas sus caras de festejo, sus comentarios y sus acciones. La presencia de la cámara evitará detalles del relato y les proporcionará lo que sea -morbo, regocijo- en su reproducción. Sucede que a veces cuando la fantasía se hace realidad –supongamos el caso- el espacio para el horror está a la vuelta de la esquina. Y sobre todo si el cumplimiento atraviesa algo de ley. Y si no es la ley simbólica y es la de los hombres, bueno, la entelequia llamada Estado y al menos uno de sus poderes con suerte se meterá en el medio.

Pero sigamos suponiendo. Supongamos que el hermano de uno tiene el video, porque digamos, ¿Para qué tenerlo si no es para mostrarlo en algún momento? Bueno, el hermano está copado con el video y empieza a moverlo por internet, también gracias a la tecnología bluetooth, que ni necesitamos cables (y que, ojo incautos: si no lo tienen apagado, cualquier hijo de vecino a tu lado te puede sacar fotos o lo que sea) se expande como reguero de pólvora en una secundaria y un tiempo después llega a los medios, o mejor dicho: toma estado público.

¿Cuál sería la reacción esperable de una comunidad? Dificil predecir.

Pero supongamos que hay un sector de la población que organiza una marcha a favor de los 3 adultos acusados de violación, bajo el lema "Si para vos también es injusticia, apoyemos a los tres acusados de violación. Gran cacerolazo, domingo 16, a las 15, en la plaza principal”, y luego se lo escucha decir al intendente –aunque luego tratara de negarlo-: “"Si la chica tuvo sexo con tres hombres a la vez es porque algún problema tiene", "es una chica enferma que requiere de auxilio y tratamiento". Vamos intendente, no es la primera ni será la última que se hacen cosas así.

Pero dejemos de suponer y vamos a General Villegas de una vez. Continuó el intendente:

"Es incomprensible que la Justicia se esté manejando tan lento. La menor tiene una familia que es plenamente responsable, si ellos no nos piden protección o contención nosotros como municipio no podemos actuar". Que alguien la avise al intendente que la doctrina de los Derechos Humanos (y más de los niños, que es el caso) es intervencionista, es decir, ahí donde se está vulnerando un derecho, interviene, no necesita que lo llamen. Y está claro quién es la víctima.

Curioso ver cómo eran mujeres las que defendían a estos 3 hombres, mujeres seguramente criadas en el –cuando funciona aceitadamente- terrible sistema patriarcal, por eso no es llamativo ver las mayores expresiones de machismo justamente encarnadas en las mujeres. Bueno, algunas mujeres del pueblo los defendían -claro que no todas- incluso sus parejas, no molestas por lo que podría llegar a ser una infidelidad, ni tampoco por un delito.

¿Qué decir sobre la chica de 14 años? Dificil saber, ¿Si aceptó gustosa? ¿Si sintió placer? Puede ser, pero no viene al caso, porque el marco es más amplio y deja en un segundo plano la cuestión, simplemente porque lo es. Así como un asesinato se colorea con su trama. Cara les salió la homo-joda a estos tres amigos.

¿Pero por qué tanto escándalo? ¿Por qué tanta tinta, tanto copy & paste y repetición en la televisión? Porque toca algo de la estructura. Y es en ese sentido que el revuelo provocado por Freud no fue tanto por su inconmesurable descubrimiento del inconsciente y las leyes de su funcionamiento, sino por poner de relieve la sexualidad en los niños (y adolescentes, claro). La sexualidad con sus particularidades, momentos y tiempos de constitución. Nadie –a quien le haya operado la repesión más o menos bien- podrá negar que un infante de 5 años es un individuo sexuado, ya sea tocándose la “cosita” o el nombre para aliviar la connotacion sexual con que cada familia designe los aparatos reproductores. ¿Acaso qué hace la madre cuando acaricia el cuerpo del bebé, además de cuidarlo y limpiarlo sino erotizarlo? ¿Dónde creen que se gesta ese lugar en el que les gusta que los toquen? "Perverso polimorfo" lo llamó Freud al niño, porque si, todo lugar es posible. Piensen de nuevo en las madres parasitando un cuerpo de sexualidad, claro que no es sentido de esa manera por ellas, eso ya sería muy otro tema, ¿Y las madres que besan en la boca a sus hijos durante toda la vida? Las hay, creánme.

En fin, tengo que ponerme a pensar en la promoción, esto no es el vacío “con los chicos no” de canal 13, tampoco es Lolita, que merecería –pobre Vlad- una entrada entera para hablar sobre su novela. Acá no hay Humbert Humbert, sino orden de detención para Mario Magallanes, José María Narpe y Mariano Piñero, ojo muchachos que las frases de Francella son delicadas, no son joda: vuelven.


13 comentarios:

Todo bien, todo legal | 17 de mayo de 2010, 13:19

Acá hay varios culpables:
1-Los padres de la niña, por no enseñarle a meterse pitos en la boca a mansalva, por lo menos hasta cumplir la mayoría de edad. Educación Sexual Fail

2-Los muchachones vagonetas sáben que la ley castiga el sexo con menores por más que tengan su consentimiento, y esto aún más agravado por hacerlo en banda y con filmadita. Partuza Fail.

3-La TV de Tinelli. Invita a la promiscuidad y al cambio de valores, entonces los niños piensan que el éxito y el reconocimiento se logra mostrando las partes íntimas.

flor | 17 de mayo de 2010, 18:10

es increíble y las mujeres suelen ser las peores cuando ocurren cosas como estas, lo digo por experiencia.

no pude terminar de leer tres ensayos de teoría sexual.

¡exijo el post sobre lo-li-ta!

Brenda V | 18 de mayo de 2010, 9:04

Ay cómo me inflaste un huevo. Vos, los medios y los padres de la lolita esta.
Acá hay un pequeño temita, que no se puede dejar pasar. El maldito consentimiento de la pequeña Wanda Nara. Eso, entonces, no es violación. No se puede juzgar con la misma vara a una piba que no decide tener sexo vs. otra abre la boca lo más que puede para meterse todos los pitos que sean necesarios. La mina cuando salió de esa casa no deseó que su mundo se cayera, que la amnesia la llevara a mejor vida o que simplemente esos tres muchachos se murieran, lo único que quería era dormir después de tamaña fiesta que se mandó.
A las cosas por su nombre, repito. Eso NO ES VIOLACIÓN. Así quisieron los padres que se caratule esta situación después de que el escarnio público los dejó en off side. Los mentecatos pueblerinos echándoles la culpa de que su hija guste del pito. Man, no es culpa de nadie, no es un pecado y no está mal. Que se meta todos los que quiere, problema de ella, pero que no se haga la mosca muerta diciendo que fue contra su voluntad.
Para pensar así no hay que nacer en el seno de una familia patriarcal, yo me crié en lo que denomino "La casa de Alicia Alba" y me gusta, y mucho, el sexo. Por lo tanto no castigo sus acciones, pero castigo que sea una hipócrita en no hacerse cargo.
Y de otra cosa que deberíamos hacernos todos cargo es de que las leyes necesitan actualización. Los catorce de hoy no son los de ayer. Los púberes se crían con esa sobreexposición al sexo perpetrada por los mismos medios que hoy los tratan como pequeñitos (Maldita hipocresía Parte II). Les venden vedettonas en programas de la tarde que se quedan en pelotas y bailan sexualmente pero pretenden que a los 14 jueguen con las barbies.
Gimme a friggin break.
Me recuerda a cuando Duhalde nos mandaba a dormir a las tres pero nos obligaba a votar.
Siempre uno es joven-niño cuando le conviene.

Lisandro | 18 de mayo de 2010, 11:27

flor: no se si me sale a pedido, pero lo haré algún día.

B: mientras sucede en las sombras, a nadie le importa,sabemos que pasa. y ésta está lejos de las barely legal. Con ese argumento podríamos intentar bajar la mayoría de edad a 14, y ya que estamos por qué no la imputabilidad a esa edad?
No sabemos que sintió o quiso la chica después de ese momento. Y no deberíamos saberlo porque es una menor, pero seguro se filtrará. Acá no se juzga la moralidad. Y los padres de la chica, que se manejen ellos, no me importa.
Lo patriarcal y que guste el sexo o no, no tiene nada que ver. No es mucho pedirle a una de 14 que se haga cargo de todo eso?

flor | 18 de mayo de 2010, 11:55

B: Es que no importa (o excede) si la chica gozó o no, si lo hizo con consentimiento, su fama o cuántas pijas se metió en la boca. Acaso excede también la carátula que le da la justicia o la que pretendan sus padres.(Además, lo que ocurra en su casa, con sus padres, es otra historia, historia íntima, de ellos) "Abuso", "Violación", "Amenazas", puedo decirte que esas palabras nunca llegan a describir lo que siente alguien que vive una situación por el estilo. Siempre son más grandes, más chicas, nunca llegan a describir nada de lo que ocurrió.
Lo que importa es que estamos hablando de una pendeja de 14, que en lugar de estar contenida como víctima se la está acusando. El famoso "algo habrá hecho". Obvio, los 14 de ahora no son los 14 de antes, pero eso no es justificativo de nada. No es que como ahora los chicos hacen cosas que antes no, entonces esto que pasó no supone un abuso, una vejación de algún tipo.

Bocha | 18 de mayo de 2010, 15:11

Brenda, no coincido ni con un punto y coma de lo que decís. Tiene 14!!!!!!!!! años. No hay nada de lo que tenga que hacerse cargo, si no fue violación fue un abuso y los tres flacos tienen que ir presos. Y los 14!!!!!!!!!!!!! de ayer por ahí no son los mismos de antes pero no deja de ser una nena.

Barely Legal | 18 de mayo de 2010, 15:43

no es violación porque hubo consentimiento (y con sentimiento le dieron, je), pero es delito porque tiene 14 años y la ley dice eso. simple, como la vida mesma.

Barely Legal II | 18 de mayo de 2010, 15:44

y encima son muy pelotudos

santiago | 18 de mayo de 2010, 15:50

Evidentemente estamos frente a uno de esos conflictos realmente conflictivos y el tratamiento paso desde los medios, la familia, la moralidad, el sexo y la ley…pero parece que hubiera tomar partido por una de esas aristas y punto.
Primero tuve el instinto de pensar en clave de derecho -tipo los programadores que ven 0 y 1 en todo-.
Pero como primordial encuentro terrible el lugar que el sexo y la sexualidad ocupan hoy en el mundo light. El sexo hoy es una mercancía y se vive a la velocidad de la luz, dejo de ser una experiencia en la que disfrutas, conoces y te descubrís hacia otro. Como tantas otras cosas -Ej. Estado- se ha vaciado de sentido (aclaro que esta idea ni en pedo es moralizante cual "no cojeras hasta el matrimonio y después vemos si podes disfrutar")…la luz roja del tema puede andar por acá!!
Brenda supongo que el placer que te da a vos el sexo también pasa por que decidís hacerlo…y me refiero a decidir en el sentido total de la idea!!
Respecto de la dinámica que tomo el asunto, evidentemente la primer relegada y de aquí en más victimizada es la chica de los 14…entre todo esto ya dejamos de pensar en ella!!
Tengo una hermana que ahora tiene 16, pero claramente tuvo 14 y en ningún momento estuvo cerca de la posibilidad de hacer un pete múltiple...con esto quiero decir, que de el universo de nenas de 14 años a algunas las hacen crecer de golpe, es necesario preguntarse ¿por qué?
Por último el capítulo de delitos contra la integridad sexual es uno de los peores hermenéuticamente hablando, fue creado como legislación de urgencia -nada nuevo en nuestra política criminal- y su madre ideológica en una publicación posterior afirmo que la ley salió así de rápido y defectuosa para ganarle a la otra cámara –mas vulgarización del tema-. Cerrando…la temática del consentimiento es un poco más compleja de si en ese momento quiso meterse el pito en la boca…la disponibilidad de los bienes jurídicos es un tema que se relaciona directamente con el ámbito de libertad que se tuviera en el momento en particular y menos atendible es ese argumento respecto de dos cuestiones en las que el estado -teóricamente- responde a un esquema tutelar, tales como la niñez y los delitos contra la integridad sexual.

Mis disculpas por la extensión pero el tema lo ameritaba…

Joakkin | 18 de mayo de 2010, 16:01

Cuando yo tenía 14, tenía (por lo menos) una compañera de colegio que era tan amante y tan golosa de esta práctica milenaria como Robert Downey Jr de los quilombos.Su reputación la antecedía,pero no era motivo de horror para nadie cuando todos miran para otro lado. Si padres,majules y directores se hubieran enterado oficialmente de orgías y desmanes hubieran tenido que romper la holgazanería y levantar un dedo para señalar.¿A quién? You name it.
Sea quien fuere el culpable,la hipocresía gana 4-0 de visitante. "Nena,si vas a garchar con el vestuario de Villa Dálmine y el obispado de Hungría hacelo en privado,tratá de usar condones y en lo posible que nadie se entere,así no pasamos vergüenza pública,me entendés?"Es verdad que no importa mucho que haya pensado la chica ni qué hacen sus padres,estas cosas seguirán sucediendo. De lo que seguro esa chica es víctima es del mal ponderado hincha de San Lorenzo y sus apóstoles, y no del acto en sí mismo,del cual seguro disfrutó e hizo a conciencia. Y los tres flacos digan lo que digan son tres irresponsables,y si les cabe la jaula,que se jodan. En lo que discrepo con Brenda V es en que la joven, si tiene que hacerse cargo de algo, será con su conciencia, pero no puede ser acusada de nada públicamente, ese intendente es un villegas total.
Anyways,cualquier noticia como esta es bien acogida para pegarle un poco a los medios, que la tienen más adentro que la propia niña precoz.

Lisandro | 18 de mayo de 2010, 22:07

Santiago: es interesante la idea de la elección, no tanto a nivel personal sino un poco mayor, del lado de quién puede estar más vulnerable a que estas cosas suceden. Me parece súper complejo, no se simplifica en una cuestión de status social, pero condiciona, porque muertos e historias truculentas sobran (mis últimas favoritas: Norita Dalmasso y su posible incesto con el hijo y el nunca bien ponderado Carrascosa).
Y nada de disculpas por la extensión del comentario, la visión de alguien realmente formado en leyes nos impide tocar de oído, así que bienvenidas estas intervenciones!

Jk: contundente jajaja
Finalmente, lo que se puede pensar es que existe un gran hueco entre lo que sucede, lo que debería ser o lo ideal y lo que dice la ley.

Y siguiendo a Barely, estos pibes son unos tarados, además me suenan un poco http://www.youtube.com/watch?v=vUDB36H5CNM

Todo bien, todo legal | 19 de mayo de 2010, 9:06

Muchachos, acá está la verdad de la milanesa sobre esta chiquita.

http://www.24con.com/conurbano/nota/41223-Dicen-que-en-2007-la-menor-de-Villegas-se-fug%C3%B3-con-un-camionero/

v de vendetta | 20 de mayo de 2010, 9:20

una niña de 14 años, por más que le encante/n la/s poronga/s (lo decimos asi para que lo entendamos todos) no tiene capacidad de discernimiento para determinadas cosas. No se trata de una violación, por supuesto que ella está bien contenta con su voraz habilidad, pero no se puede/debe discutir ese punto (si le gustó o no, si la violaron o no), de más está decir que todo fue con su consentimiento.
ya lo dijo mi novio Zaffaroni "aunque le guste garchar como loca, aunque tenga relaciones, parezca una mujer adulta, etc, no lo es" y eso es una cuestion evolutiva e inevitable.

Publicar un comentario en la entrada