Triste, solitario y final


“It´s alright ma (I’m only bleeding)”
Bob Dylan


Este es un posteo autista.
Ha quedado advertido.

Lacan plantea para el ser humano la existencia de una segunda vida y una segunda muerte. La segunda vida la relaciona al hecho de que el hombre ha perdido su ser natural por estar atravesado y determinado por el significante. Ha perdido la vida de la naturaleza pero tiene la segunda vida que le da el significante, lo simbólico. Esta segunda vida está afectada por la palabra y el deseo, lo hace disfrutar y sufrir encuentros, desencuentros, el futuro, la derrota. Es la vida que vivimos.

En relación a la muerte, sólo a través del significante el ser humano se puede relacionar con su propia muerte, es decir pensándola, la única manera de acercarse a ella. Gracias al significante podemos anticipar la muerte y a la vez eternizarnos. Está la muerte natural, del cuerpo, y la segunda necesaria, la que inscribe un nombre y un legado simbólico que habitará en los otros: en la memoria, en los recuerdos, en su obra y algo muy humano: su lápida.

Entre ambas muertes es que existe el lugar para la tragedia, lo épico y lo mundano.

Hoy descendió de categoría mi equipo de fútbol. Y es una muerte. Anunciada y previsible, pero una al fin. Sentado en un puf, creía y no creía lo que sucedía. Es que lo real tiene esas dos cualidades de imponerse y de negarse a ser asimilado. Siempre algo se nos escapa. Cuando juguemos contra Patronato de Paraná será un poquito más real. Y el efecto sobre las subjetividades de los canayas será insospechable. Las prácticas atraviesan a las personas, y en el Nacional B no pueden ir los hinchas visitantes (una genialidad para combatir la violencia) por lo que perder esa posibilidad de presencia es una doble mutilación.

3 temporadas consecutivas peleando ahí abajo, desaguisados dirigenciales que probaron no saber de fútbol, manchan al equipo más popular del interior del país. Es verdad que lo hicieron crecer patrimonialmente y que se yo, pero el fútbol manda y ahora no sólo se perderán millones en lo que la televisión no dará sino que los buitres comprarán a un tercio del valor nuestras jóvenes promesas (dos o tres, no más, el resto es o muy flojo o muy verde). El burro no tiene culpa de ser burro. Para atacar se necesita del talento, para defender bastante menos y correr, pero el fútbol necesita goles. Bla bla blá. Escribo por inercia.

Suelo decirles a mis novias, o futuras novias, o lo que sea, que nunca se comparen con Central o me hagan elegir porque la respuesta es muy fácil. El amor que entabla un hincha con su club es el amor del tiempo, un amor lleno de faltas, alegrías y sus muchas tristezas, con el particular detalle que nada de eso mina el amor, al contrario. Esa es la causa del amor, cuanto más débil y necesitado, uno lo ama más. Y al mismo tiempo causa de la perdición.

Sobre el final del partido algunos incidentes de los barras, más una protesta gremial por ver amenazada su fuente de ingreso que otra cosa. La mayoría de la gente aplaudió con hidalguía al equipo contrario que fue superior y a los pibes de las inferiores a los que de paso, se les ha hecho un gran daño. Ahora viene el duro momento de la valentía del duelo y el de mantener alejados a los buitres que quieran sacar tajada. Ojalá sea una refundación, pero mi experiencia me dice que no será sencillo, a pesar de que las otras 3 veces que el equipo bajó de categoría volvió en la siguiente temporada.

A esta altura creo que escribí todo esto como pedido/advertencia para mis amigos: no me hablen del tema, gracias.

No es todo lo que tengo para decir sobre esto, pero suficiente. Siento el llanto en mis dedos de quienes lloran en este momento.

Y la puta que lo re mil parió, hay más de dos muertes.

Te doy vida en la muerte que me das y no tomo, no hay una lápida sobre el club que fue fundado por los trabajadores del ferrocarril.

6 comentarios:

Beto_Reyes | 24 de mayo de 2010, 11:46

Sé que su pedido es que no se hable del tema... peeero... yo sufrí el descenso de MI EQUIPO, en persona. Soy hincha y socio de Estudiantes y no olvido más el momento que, en cancha, mi equipo se iba a la B. Es la muerte y peor... es el dolor más feo que pueda sentirse (para algunos puedo exagerar).
Como recompensa, 12 años después de ese descenso mi equipo me regaló lo más maravilloso que pueda regalarsele a un hincha de fúbol, un Campeonato y 14 años más tarde de "la muerte", una Libertadores... quién le dice amigo, quizás en 2 años lo veamos festejando en el Monumento a la bandera o 7 y 50 abrazado a su bandera Canlla, festejando un Campeonato. No es fácil, suena utópico, pero el fútbol así como te quita te dá todo. Central por sentimiento, hinchas, institución e infraestructura no es equipo para la B Nacional.. si lo son otros que no se han ido u otros que estàn en primera (arseanal). Ojalá el retorno sea pronto... extrañaré y no (por la violencia que alli se vive y no es cuento) ir a ese HERMOSO estadio.
Abrazo de gol... día triste para el fobal viejo!

Brenda V | 24 de mayo de 2010, 13:15

Mi menso, no dejé de pensar en usted en todo el día de ayer.
Mi más sentido abrazo, el abrazo de una persona que en una semana tuvo dos pérdidas igual de sentidas por su también amado equipo.

Joakkin | 25 de mayo de 2010, 17:28

Mis condolencias. Abrazo de gol de Poy.

flor | 26 de mayo de 2010, 9:45

entonces que mi comentario sea autista y fragmentario.

fútbol en un puf. raro.
putear a lacan.

y un poema que leí hace un rato del gran gianuzzi (se murió antes de que t. pudiera entrevistarlo y yo le di la noticia).


Y bien, morimos.
Millones de años
para la muerte, para una dignidad
extraña, en cierto modo
ajena. Pero el tema
es más ambicioso
que el pensamiento
y se pudre allí mismo.
Quizá hay un error
de perspectiva en todo esto;
especulaciones, sistemas,
estructuras mentales
y el terror debajo. Pero anes
hemos pedido vino
y marchitas
vimos caer las uvas. Morimos,
algo extraño,
pero siempre después.
Y sin embargo hay hombres,
hombres en todas partes,
sobre todo en la tierra.
Multitudes, máquinas,
cerebros secos al amanecer,
el viento, una rosa en la mesa
y café. Todo esto
consagrado a la luz; la muerte
no es natural.

Bocha | 26 de mayo de 2010, 21:39

No pensé que ibas a escribir sobre esto didí, es durísimo, más sabiendo cómo lo vivís. Nada más que decir. Respeto...

Lisandro | 28 de mayo de 2010, 15:20

Gracias a todos. Ya levanté el luto.

Publicar un comentario en la entrada