Ella entró por la ventana del baño


Así como las harinas son los enemigos de las caderas, el pozo de un montículo, los turcos de cualquier hombre asustadizo, no tener un lugar en el deseo de al menos una persona, es el enemigo más persistente y letal de la vida.

El desbordante talento de Amy tuvo durante quizás un lustro, un cauce para su fuego (aquel que puede quemar tanto, que hay que apagar con algo, como Ortega con alcohol). La falta estructural se puede tapar con muchas cosas: personas, trabajo, droga. Y cuando se obstruye la falta en ser, (la pregunta nunca es formulada) la falta actúa como la mirada del abismo de Nietzsche: te la devuelve. Y ahí lo que te salvaba, te hunde. El neurótico se mata por un error de cálculo, pero si lo intenta seguido, hasta las matemáticas se humanizan.

No jugamos a leer las interpretaciones de la prensa: ni que su madre lo veía venir, ni a su padre que lo siente mucho y agradece a los fans desde USA, ni a sus ex parejas que se la sacaron de encima y le rompieron el corazón. No, tomamos dos retazos de hits como los panegíricos a desplegar.

Rehab
The man said 'why do you think you here'
I said 'I got no idea
I'm gonna, I'm gonna lose my baby
so I always keep a bottle near'
He said 'I just think you're depressed,
this me, yeah baby, and the rest'
I don't ever wanna drink again
I just ooh I just need a friend



Back to black
We only said goodbye with words
I died a hundred times
You go back to her
And I go back to black


Están aquellos que lo gritan, que lo cantan, que se asustan, que lo hacen. Amy cargaba un cartel gigante sobre su frente con su dolor, no fue suficiente el sostén de la mirada de sus fans que por ejemplo sostuvo más tiempo a Marilyn.

Amy hizo su definitivo back to black, solo que esta vez hacia delante.


3 comentarios:

Ivan IV | 25 de julio de 2011, 20:02

Entonces también me abstendré de mis interpretaciones que no tengo. Lamento su prematura partida, sus pocos discos, no haberle prestado más atención. Salvando las distancias, ¿una Amy rehabilitada, símil Carlos Alberto García Moreno, hubiera sido la otra opción? A veces la parte del fuego no es una opción.

Lisandro | 25 de julio de 2011, 20:14

No pudo sacar más discos porque estaba en la luna, seguramente.
Mmm, es una pregunta dificil, yo me inclino a que una Amy "rehabilitada" sólo lo estaría para la vida, no para el arte. Por eso este Charly no es él, ya está already dead.
Y no, el fuego aunque Levi Strauss me pegue, no siempre es creación.

Brenda V | 26 de julio de 2011, 7:08

Era objeto de mi adoración y, como tal, vengo dándole vueltas a unas líneas que no consigo escribir. Me inspira, como siempre, pero no puedo despedirla con palabras como quisiera.
Me acompañó en un duelo, me ayudó a rehabilitarme un año del alcohol (no sé si ud recuerda esas épocas) y me llenó de emociones.
Lamento profundamente no haberla disfrutado en vivo. Más allá de la calidad de sus presentaciones, habría sido de culto.
No le voy a pedir a Gallagher que sea educado, ni a Julian que esconda su ego; por lo tanto, no le hubiese pedido a ella que dé el recital de su vida. Los banco como son, y que se mueran siendo lo que son. Para gusanos, nos dejaron a Charly.

"La mataron sus propios demonios", gran frase de Bebe Contepomi.

Publicar un comentario en la entrada