Pasa, hasta que no pasa

Todo varón sabe, en la intimidad de su rivalidad imaginaria, que la revancha se da en los mismos términos que la derrota. Ningún hincha de los equipos descendidos están festejando el nuevo (potencial hasta Octubre) atropello que Grondona y sus siervos están por asestar. Se dice que el gobierno está detrás de esto, ya que es quien pone la plata para televisar los partidos, y como sólo queda un clásico en la A, por ende el rating será menor, bueno, entonces patear el tablero e improvisar.

Ningún hincha de Central, River o Gimnasia podrá sentirse del todo limpio si vuelve a jugar con los equipos de primera, lugar que perdió de buena fe y por falencias propias, por unas firmas talladas con el oprobio de ser siempre un lacayo. El esclavo en la dialéctica hegeliana era el único que podía trascender su ser y lograr su libertad, matando al Amo que tenía su pie sobre su cuello. Pero si la historia ha terminado (y no lo ha hecho) en la AFA y todo es una pantomima democrática que lleva 30 y pico de años, bueno, un poco de culpa y responsabilidad los “indignados” tienen/tenemos.

El Gobierno en ésta la pifia fulero. Esperemos que puedan rever este proyecto y no encuentre el final que se supone. Yo como canaya me siento a las puertas de una infamia innecesaria, de una culpa –que aunque heredada- podrá manchar los colores del club más popular de Rosario por un tiempo infinito (nuestras vidas).

Los presidentes disidentes esgrimen la idea de que para qué hacer cualquier cosa, y tienen razón. ¿Cuál será el sentido de haber llorado la caída? ¿Cuál el sentido de aguantar la embestida folclórica del rival? ¿Cuál será la lección de haber visto caer al padre? Ninguna. Los indignos no nos dejan ni la paz de estar tristes.

Bielsa, el entrenador más capaz del fútbol argentino debe estar retorciéndose en su tumba de cosmogonías, triangulaciones y planificación mientras al último funcionario de la dictadura, por obra de Mefistófeles, se le destapa otra arteria.

4 comentarios:

Juan Irio | 27 de julio de 2011, 7:08

Estoy de acuerdo en la totalidad de tus dichos, sobre todo porque deja de ser el eje de la discusión el River Plate.
Ni bien se anunció este mamarracho, casi la totalidad de los hinchas comenzaron a vociferar contra la alicaída institución de Núñez, como si ahora la AFA decidiera darle esa manito que durante años le viene negando con sus negociados con la nefasta presidencia de Aguilar y con los documentadísimos robos a mano armada que sufrió al menos en una decena de partidos, y que sólo los hinchas del millonario subrayaban (los medios comprados para no hablar mal de Aguilar, la AFA manejada por la mafia).
Esta nueva porquería que vomita Grondona y sus secuaces salpica a todos. A todos. A River por lo que todos ya sabemos. A Boca, Independiente, San Lorenzo porque también se pueden ir. Al Gobierno porque le quita la tele a TYC y maneja la totalidad del fútbol que se mira desde la casa. A los demás clubes -con excepeciones que se cuentan con los dedos de una mano-, porque votaron a favor de esta historia. A los hinchas, todos, porque hace años permitimos que esto suceda, votamos a nuestros dirigentes en el fútbol, endiosamos a nuestra dirigencia política en ejercicio, y nos resulta más fácil hundir al grande caído que ver que los que caemos somos todos.
Ojalá se dé vuelta esta locura. Por el bien de River -la mancha no se iría jamás-, por el bien de la AFA -para que Grondona vea que su poder también está pasando-, por el bien del fútbol -porque hace rato lo necesitamos de vuelta-, y por el bien de los hinchas que todavía no se dieron cuenta que River Plate es el más grande por haber defendido en la cancha el fino deporte que ya no se ve en este rincón del mundo.

flor | 27 de julio de 2011, 10:08

yo quiero leer tus hipótesis demenciales sobre esta cuestion de videos pornos, fotos privadas y otras yerbas.

Ricardo | 27 de julio de 2011, 20:10

Me parece que el criterio utilizado para este cambio en la estructura de los torneos tiene el mismo espíritu que originó el Fútbol para Todos: que llegue a la mayor cantidad de gente posible y quitarle la posibilidad a Clarín de seguir utilizando el fútbol para monopolizar el cable. Socializar algo que es un fenómeno social. No me parece mal entonces.

Para aclarar: soy de River y no creo que esto sea "para" River sino para que los hinchas de River puedan verlo. Y los de Boca tengan su clásico también. Es más, creo que esto, antes que beneficiar a River —que bien descendido está y va a jugar, por lo menos, una temporada en la B— es para los equipos de primera que comienzan este campeonato con el promedio en terapia intermedia con riesgo de que se transforme en intensiva. San Lorenzo, Racing y Boca están entre esos.

Saludos.

Joakkin | 29 de julio de 2011, 17:56

Y qué verga va a pasar con los cantitos? Habría que reformular a "vos sos de la Metro", "el que no salta no juega la Sudamericana ni clasifica a zona campeonato", "ohh te subió Grondona ooohhh", "Borombombon por qué no gritan Ascenso Dos".
Subir por decreto es como morir suplicando. No hay bases, no hay dignidad, no hay folklore, no hay una mierda. Todo una farsa. Grondona tentó al destino, esto no va a pasar, se viene un coágulo en la aorta y todo para atrás. La esencia prevalecerá.

Publicar un comentario en la entrada