Un símbolo de paz


Este posteo está directamente relacionado con el anterior. Ayer gracias a los cortes de ruta y demás, tardé en unir La Plata-Caballito en casi el mismo tiempo que le toma a uno ir en auto a Rosario, y ciertamente pude pensar muchas cosas.

Recordé –no se por qué y no importa- al “malogrado” Guillermo Coria, ex número 3 del mundo en tenis.

Guillermo, nombrado así tras Guillermo Vilas, supo desde que nació que su destino estaba atado a una raqueta de tenis. Su padre, profesor, palabra autorizada en su ciudad, moldeó al gurrumín desde la cuna. Y Guillermo para su desgracia pudo responder con su talento ante tamaña exigencia.

Los mandatos familiares pueden ser devastadores, opuestos a la libertad.

Como sabemos, Guillermo protagonizó una de las tardes más vergonzosas de la historia grande del deporte argentino junto al payaso de Gastón Gaudio cuando en la final de Roland Garros ninguno pudo dar la talla con la cita. Coria tenía ganado el partido y su mente comenzó a jugarle en contra, como si escuchara al abuelo Simpson gritándole al joven Homero, promesa del patín: “Lo arruinarás”. Y si, los significantes aplastan.

Después de esa final perdida, comenzó lo que los medios dijeron fue el comienzo del fin de Guillermo, su ocaso. Pero acá esta lo que quiero decir, y es justamente lo contrario. En este declive deportivo, esta vergüenza televisada fue un eslabón más en el camino de Guillermo hacia su libertad.

En una entrevista contemporánea a la final había dicho que “había perdido el instinto asesino” al salir a la cancha, en coincidencia con haberse puesto de novio y haber salido de su casa y del techo-mandato de ese padre.

Guillermo intentó infructuosamente volver a las canchas pero nunca pudo. En los entrenamientos era el campeón recordado, aquel que el legendario Joseph Perlas (ex entrenador de Agassi y de él) dijo que sería el #1, pero al momento de jugar por los puntos, justamente no podía sacar (salir, comenzar un punto nuevo).

Se retiró joven, con sus millones y una mueca al estilo Gioconda que, a contramano de lo que dijo la mayoría, Guillermo encontró en este contramano, su libertad y su nacimiento como sujeto.


6 comentarios:

Juan Anto....NO! | 26 de septiembre de 2009, 9:46

Creo que todos buscamos lo mismo
no sabemos muy bien que es ni donde está
oímos al juez gritar que se fue mala
un 40-15 hay que levantar.
La conocen los que la perdieron
en la Davis o en el Us Open
o en cualquier copa del barrio
la conocen los padres
de Coria.
Algunos tandilenses,
algunos con problemas de revés,
porque piden siempre el ojo de alcón,
algunos que nacieron con el saque equivocado,
la libertad.
Todos los nadales del fin del mundo,
esclavos de algun slip sin piedad,
las ex victorias vanuccis,
los amargaudios violentos,
y Coria.
Algunos guille vilas han cantado
tu eres para mi lo que siempre soñé
algunos van a tie break antes del comienzo,
y Agassi te lo puede demostrar
Algunos abiertos por el mundo,
y por la plata siempre alguno va a jugar,
kloosterboer, silvina luna y cirio,
gatos gran slam.
Igual que amargaudio me pregunto muchas veces,
donde esta? y no dejo de pensar,
será solamente una palabra, la hermana hermosa
"la estoy pasando mal!".

Joakkin | 26 de septiembre de 2009, 10:59

Juan Antonio te quiero en mi equipo.

Lo que decís es cierto, cortarle el destino asi a un pibe desde la cuna, por herencia o lo que fuera es violencia pura.Aún así, hay muchos que se adaptan y lo disfrutan. El problema de este pibe no creo que sea exclusivamente presión.Directamente no tiene sangre ni fuego sagrado para encarar el deporte.Recordemos que Gabriela Sabatini se retiró cuando ya no disfrutaba,Jordan se dedicó dos años al baseball y Joaquin Phoenix quiere dedicarse a la música.Bilardo es médico.

El tennis debe ser el deporte que más concentración y mentalidad ganadora requiere, y este pobre pibe no tenía ninguna de las dos.Yo no sé cuán talentoso era; por ahí se debe al prematuro entrenamiento.Sé de varias anécdotas que Verón,otro que heredó, era un perro en las juveniles pero no faltaba a entrenar nunca.Mirá lo que es The Witch ahora.La verdá,dudo de la libertad de Coria.Va a cargar con eso toda la vida.
Como veo que está indignado por esa final de Paris,le dejo un prontuario de aberraciones:

-Bill Wennington campeón.Barkley,Stockton y Miller no.(Y siguen)
-Michael Chang No 1
-Pancho Ferraro medalla de oro olímpica;Oberman titular,Messi al banco
-Abán selección argentina
-Wolkowisky primer NBA argentino
-Once Caldas campeón de América
-No nombro los jugadores de Boca campeones del mundo 2003,porqueno termino más.Sólo digo Donnet y Matellán.
-Fernando Hierro despedido del Real Madrid

Benjamín Agüero agarrate

Joakkin | 26 de septiembre de 2009, 11:02

ferraro de erratas: campeón del mundo sub-20.Menos mal

flor | 26 de septiembre de 2009, 16:05

Están los mandatos familiares y los mandatos (las exigencias) personales. Esos a veces vienen por oposición a los familiares.
A los seis le dije a mi vieja que quería ser periodista. Mi vieja me dijo que era muy peligroso. Acá estoy. Aún me cuesta asumir ese mecanismo(como si deslegitimara mi pasión).

Nunca entendí el tenis. Nunca entendí a los tenistas. No entiendo tanta presión. O, mejor, entiendo esa presión porque la conozco, pero no entiendo cierta exteriorización de todo eso, frente a todo el mundo. Ya no sé qué no entiendo.

Y Pappo. No sé por qué, aunque lo asocio a la libertad, después me queda una sensación de tristeza. Como si tuviera mucha tristeza.

Lisandro | 27 de septiembre de 2009, 7:54

Juan Antonio Ministro de Cultura.
Es verdad Joakk, muchos "ilustres desconocidos" se han llenado de gloria, como Villarreal en Boca. Lo del colorado también es una picardía. También me contaron lo de Verón, que jugó hasta cansarse de sacar pelotas al A.Thomas.

Flor: claro, están ambas cosas, pero creo que al principio siempre están las ajenas. Peligroso te dijo tu madre? peligroso porque no da mucha plata?
El tenis es un deporte muy particular, yo de hecho no aguanto mirar un partido entero salvo contadas excepciones, pero te alcanza para conocer a los jugadores. De todos modos, los amantes de los deportes podemos ver cualquier verdura.
Pappo era un tipo libre, sin duda.

flor | 27 de septiembre de 2009, 9:48

No, lo de que me iba a morir de hambre, lo dijo (lo dice) en repetidas ocasiones después. ("Tenés que buscarte un trabajo", dice. Ahora ni siquiera entra en la categoría de trabajo). No sé bien a qué se refirió. Supongo que tuvo la fantasía de que iba a ser corresponsal de guerra o que me iba a meter en medio de una marcha o en medio de un tiroteo... no sé, pero a mí nunca me interesó ese tipo de periodismo. Lo mío es más "cultural", con otros tiempos. Ojo, he estado en medio de la noche en el refugio para hombres de parque patricios viendo cómo funcionaba, eso también me gusta.

Publicar un comentario