Las flores son para los muertos

Quizás para el momento en que estoy subiendo esto ya la situación sea otra, pero mientras tanto, la AFA acaba de declarar que rescindirá el contrato que lo une con la empresa TyC Sports, que pertenece al grupo Clarín (que posee Olé, La Razón, Radio Mitre, la 100, Multicanal, TN, Volver, Patagonik Films entre otros).

La conferencia de prensa brindada por el dudoso – uruguayo- Cherquis Bialo, donde se anunció la rescisión del contrato con la TV estuvo muy entretenida, sobre todo al escuchar a los periodistas de TyC acusando y lloriqueando ante la decisión que seguramente conllevará una reducción de personal.

Mientras tanto, TN cubría la misma noticia y transitivamente se refería a la AFA y a su decisión, con los mismos términos con los que se refiere al Gobierno (o Estado, no diferencian, y son cosas distintas), a saber: desprolijidad, improvisación, irresponsabilidad, unilateralidad, etc. Asimismo subrayaban el “incumplimiento de contratos”, la “falta de garantías” que brindaba el país, enlazándolos con las subas de los servicios públicos, la pobreza, y el comunicado del Vaticano que habla sobre la misma y supuestamente sobre el país (que no nos nombra pero no importa).


“No hay hechos, sólo interpretaciones” dijo Nietzsche.


Al momento de escribir esto la AFA había negado que tuviese oferta alguna por parte del Estado para hacerse cargo de la televisación de los partidos, de cualquier manera Clarín lo afirmaba. Con este tono beligerante, daba la noticia en su portal: “Comandados por Grondona, los dirigentes rompen el contrato con la TV y se exponen a juicios millonarios”. Comandar, romper, exponerse, como si fuesen las instrucciones de un general a su primera línea de combate.


No quiero aburrir y aburrirme. Grondona es el padre de esta situación, creó junto con Ávila el sistema de televisación e hizo rehenes a los clubes con sus préstamos a dedo, abriéndose paso a sus propios negocios y a su eternización en el poder de AFA –ya 30 años-.


Así que suena gracioso escuchar a Cherquis Bialo decir que muy probablemente no tengamos que esperar más hasta el domingo a las 10 de la noche para ver los goles de la fecha. Es simpática la idea, pero no tanto de quienes provienen. Tampoco con esta inyección de plata se puede indultar a los clubes que tan mal han hecho las cosas y han llevado hasta el ridículo la situación de sus clubes.

Me alegra saber que la injerencia de TyC Sports comienza a declinar, esos seres retrógrados –Recondo-, peligrosos –Souto, gran instigador a la violencia con su programa “El Aguante”- y putañeros –Pagani- que poco tienen que ver con el deporte –no hay uno flaco- o la excelencia periodística. Ojala ceda ese amiguismo de hacer notas sin preguntas, agarrando a los protagonistas -de subjetividades moldeados por ellos- de los hombros y donde el entrevistador tiene más importancia que en este caso, los jugadores.

En tiempos de la Chicago argentina, hoy Grondona tendría una cabeza de caballo en su cama, TyC nunca pensó que este geronte que tiene un anillo con la frase “todo pasa” podría alguna vez dárseles vuelta de esta manera. Es que el poder y el dinero no saben de, iba a decir ética, pero es demasiado, ni siquiera de los tan mentados códigos del fútbol.

¿Que importa que no veamos los goles? Escucharemos la radio y sufriremos más –y menos-.

¡Que me importa en realidad! Los hinchas somos los idiotas del asunto, los que sufrimos viendo cómo los equipos se desintegran, cómo maltratan a los jugadores con historia en el club, cómo se regala el patrimonio entre supuestos que pondrían plata para ayudar al club, etc.

Es todo ridículo e irónico, miren en la noticia de abajo cómo castigan a Kirchner y lo acusan de muchas cosas con una adjetivación que si fuese cara a cara, uno tendría que sacar el guante y batirse a duelo, y la publicidad de sus hoteles al lado.









Muchachos, todo esto no importa.




8 comentarios:

Agustín | 12 de agosto de 2009, 7:09

Hay mucha turbiedad en este tema pero es una oportunidad histórica para que el gobierno evite este tipo de monopolios que han hecho lo que quisieron durante años. Es verdad que viniendo de Grondona a uno se le hace difícil ponerse de su lado pero la situación no daba para más y ojalá las cosas cambien.
Hay muchas cosas para decir, para debatir pero no se puede decir que "TyC invierte X cantidad de dinero en el fútbol" y "el Estado gasta X cantidad de dinero". En caso de que el Estado se haga cargo de la comercialización del fútbol la plata que invierta (si es bien administrada y ahí está la duda, pero es a priori) se multiplicará por millones para luego se podrán utilizar, esperemos, para las necesidades que hoy reclama la sociedad.
Tengo mil argumentos más para celebrar el fin de este contrato pero como no quiero aburrir hasta aquí llego.

Lisandro | 12 de agosto de 2009, 7:30

Clarín tenia los derechos de televisación y de comercialización, es decir, pagaba lo que se le ocurría que había que pagar. El fútbol es la gallina de los huevos de oro sin duda.
Das Neves dice que el aumento de las tarifas es para pagar el fútbol. Hoy Cristina dio marcha atrás con todo y vuelve a subsidiar. "Bombau" dijo que la sangre va a llegar al rio. Cómo se parece al dueño de la ex casa Tía eh.

Jota | 12 de agosto de 2009, 7:55

Cuando de pronto el río se revuelve y los peces comienzan a salir a la superficie para hallar respiro, suben también las heces que estaban en el fondo. La decisión del Gobierno y de Julio Grondona de sacarle de las manos el contrato al Grupo Clarín desató un sinnúmero de opiniones, de un lado y del otro, en las que las heces que hasta entonces estaban en el fondo subieron a la superficie y salpicaron a todos.
Resulta curioso que, hasta ahora, Bombau, capo total de TYC -la empresa que transmitía el negocio del fútbol y alimentaba a los buitres del periodismo deportivo- no hubiera abierto la boca denunciando la mafia que se esconde de las puertas de la AFA para adentro. Sin el negocio en las manos, se llenó la boca de insultos y de promesas de venganza yuppie.
El Grupo Clarín, ése que habla de "periodismo independiente" pero es cada vez más tendencioso y especulador, tituló sus portales dando cátedra de cómo manejar la información para su propio beneficio y en perjuicio de sus principales enemigos en su carrera por acumular más poder y dinero. A estas alturas -y desde hace muchos años- no sorprende la postura del Gran Diario Argentino; ya nos hemos acostumbrado a sus pactos con el poder, a su tiranía de la realidad impuesta y a su facilidad para darse vuelta como un panqueque arriba de un samba.
Del otro lado, el Gobierno y la figura de Kirchner, metiendo sus narices donde el negocio llama, tomando decisiones al menos cuestionables, llenándose la boca con la redistribución de la riqueza e inviertiendo $600 millones en un cambio de roles que parece más bien apuntar a joder a su enemigo empresarial que a cumplir con sus deberes de administrar los fondos públicos para bien de los argentinos.
No faltaron quienes, desde la oposición política, cuestionaron el destino de esos fondos habiendo hambre, inseguridad y otras cuestiones de suma importancia antes que el fútbol. Oportunistas o no, algo de verdad parece haber detrás de esas críticas. Sobre todo cuando decisiones como éstas se suman a una serie de contradicciones de igualdad y transparencia que, más que nunca en el gobierno de Cristina Kirchner, parecen haberse vuelto una costumbre que ya no vale la pena disimular demasiado.
Y finalmente, la frutilla del postre: Julio Grondona, mafioso clavado al piso de la AFA, llevando desde las oscuras épocas de la dictadura de finales de los setentas la pelota atada al pie, haciendo del fútbol un circo que destruyó a los clubes más nobles y llenó las arcas de los empresarios fanatizados con un deporte que, seguramente, en sus vidas practicaron. De Grondona voy a destacar la frase en su anillo, la de que "Todo Pasa". Parece una burla a sus enemigos, perpetuándose en el poder viendo caer uno tras otro a quienes cuestionaron el manejo de la institución que rige el deporte más popular de nuestro país.
En este contexto emerge la figura de Noray Nakis, presidente de Armenio, integrante del Departamento de Selecciones, hombre de confianza de Grondona y orfebre de los anillos de Don Julio. Si la figura de Grondona da bronca, la de Nakis lo confirma. Transcribo a continuación una entrevista realizada días atrás con el periódico Crítica Digital, en la que Nakis habla de los anillos de su jefe, del famoso "Todo Pasa" y del más nuevo y misterioso anillo del "Todo Llega":

Jota | 12 de agosto de 2009, 7:55

"¿Usted le hizo los dos anillos?
–Sí, el primero fue en los años ochenta. A Julio lo criticaban de todos lados y siempre decía: “Todo pasa, no se preocupen”. Lo aprendió en Egipto. Y entonces, como yo tengo una joyería (Joyas Noray), le pregunté a su hija Liliana si creía que le gustaría el anillo. Ella me dijo que sí, que a su papá le encantaría, y entonces se lo hice y se lo di. Es 18 kilates y tiene 9 gramos de oro. Cuesta 900 pesos. Pero el nuevo es de plata, eh.
Pero el nuevo, el del “Todo llega”, ¿cómo es que lo hizo usted y no sabía que era para Julio?
—Me lo pidieron y lo hice. Y resulta que después me lo muestra Grondona. Soy un pelotudo...
¿Y no le preguntó a Julio por el nuevo significado? El “Todo pasa” era casi una forma de vida.
–Sí, y mirá que tengo confianza. Puedo hablar de todo, hasta de minas. Pero no me quiso decir. Me respondió: “Espere el momento”, “Vamos a ver qué pasa”... Julio es misterioso y muy cabulero.
La fascinación de Julio por el “Todo pasa” es tan grande que, cuando en 2001 perdió ese anillo en un viaje al exterior, Noray fue al aeropuerto de Ezeiza con una réplica y se la entregó apenas Grondona bajó del avión. Nakis, incluso, fantasea con hacer cuarenta o cincuenta réplicas y repartirlas entre los dirigentes más afines a Don Julio. “Quise hacerlo en mayo, cuando Grondona cumplió treinta años de presidente, pero igual lo voy a hacer en algún momento. Quiero que los cincuenta muchachos más cercanos usemos el mismo anillo, el de ‘Todo pasa’”, aseguró Nakis ayer a este diario.

En una entrevista a Diario Popular, Grondona contó el origen de su frase más famosa: “Un faraón de Egipto tenía un harén, y dos chicas se peleaban para que se decidiera cuál de las dos era más linda. Ramsés mandó a hacer dos anillos iguales y se los regaló, por separado, para que ambas pensaran que habían sido elegidas como la más linda, con la recomendación de que ninguna mostrara ese anillo. Pero alguien le preguntó a Ramses qué pasaría si las chicas se llegaran a cruzar y veían el anillo, a lo que el faraón respondió: ‘Todo pasa’. Y me gustó esa filosofía para enfrentar los problemas reales y los que muchas veces inventan”."

Lisandro | 12 de agosto de 2009, 8:44

Que bien Jota, me gusta mucho esa faceta narrativa de egresado.
No sabía la historia del anillo, flor de hijos de puta los de la AFA, no hay otro calificativo. Que todo pasa es que nada importa. Todo llega, si, la parca sobre todo, aunque la madre del ferretero creo que pasó los 100 años. Me gusta la frase -judía creo- que usan los familiares de la victimas de la Amia: "justicia justicia perseguirás".

transfusiones | 12 de agosto de 2009, 17:29

La verdad, la verdad es que este tema me interesa sólo desde el punto de vista de la ruptura de monopolios (y por qué no desde el político). Con la victoria del hijo de inmigrantes había perdido la esperanza de que por fin hubiera un debate serio sobre la Ley de Radiodifusión. Con esto vuelvo a tener un poquito más de esperanza.
Me interesa desde esa arista porque para mí es inentendible que la gente esté mal porque no hay fútbol. Es algo que, creo, no voy a entender ni hoy ni mañana (nunca digas nunca).
Por otro lado, la gente (y los grandes grupos) que tienen intenciones destituyentes/golpistas se agarran de cualquier cosa. Están cegados.

En cuanto a tu texto me llamaron la atención dos cosas:
1. Al leer "el dudoso – uruguayo- Cherquis Bialo", me quedé preguntando por qué aclarabas la nacionalidad y por qué lo hacías luego de aquel dudoso.

2. Cuando decís "¿no hay uno flaco?", ¿te estás refiriendo a que hable de deporte un deportista o un periodista con excelencia? Porque si no fuera así, diría que la delgadez no es un condición para ser periodista (deportivo). tampoco me parece que el deporte esté asociado exclusivamente a la delgadez.

Lisandro | 12 de agosto de 2009, 17:39

ja, está bien Flor, los puntos 1 y 2 están relacionados, y son chistes. Lo de uruguayo es chiste interno, además de que es uruguayo. Pasa que ese tipo se cansó de despotricar y decir que Grondona era la peste del fútbol y ahora es el prensa de la AFA, de ahí dudoso. El chiste va porque últimamente la mayoría de las "figuras" no son argentinas, Victor Hugo, adalid de lo contrario en esto del negocio de la tele también lo es, Avila (quien creó TyC) es paraguayo, y De Narvaez colombiano! (Ah, y Pettinato nació en Ecuador, en la embajada argentina).

Me gusta que leas tan atentamente. Lo de flaco, si, me refería a delgadez, y también era un chiste-palo (lo de uruguayo es más dificil de defender, lo se). Hay toda una camada de técnicos que son los representantas de la "vieja escuela", que hacen alarde de la noche, el alcohol, las minas y los cigarros, más allá de que están panzones. Cuando pienso en deporte, nunca pienso en eso, y quisiera que no tuvieran más lugar en el fútbol.
Como verás, no es tan solo la pelotita, hay muchos lados para entrarle. Y si, que vuelva el fútbol cuanto antes.

transfusiones | 12 de agosto de 2009, 20:41

Es verdad, toda una legión latinoamericana.

Y pensar que Iván de Pineda no es argentino sino español.

Raro estar hablando de la delgadez en mi blog y aquí.

Publicar un comentario en la entrada