Los que esperan

La autopista no estaba cargada, el auto había sido lavado por la mañana, el cielo se ennegrecía como un cierre relámpago sobre nosotros. Llegando a la ciudad, a la derecha el escenario de un otro festival. Un plan ogro estaba en marcha: transito lento (el único que existe) por Figueroa Alcorta, monumento a los españoles, Plaza Italia, estacionamiento, lluvia para retirar las entradas, un familiar, periodistas mojándose bajo la lluvia ante la descortesía de la organización, muchas camperas negras y personas en sus mediados cuarenta –algunos con sus caras pintadas de blanco-.

El show empezó a horario, antes Victoria mil paseó su gélida y anodina existencia ante la indiferencia de la mayoría (aunque uno movía la patita en gesto qbt) que esperaba con emoción a los Echo & the Bunnymen. El show comenzó un poco flojo, temí que fuera largo, pensaba en la pizzería que nos esperaba a dos cuadras. Antes habíamos estado hablando con  un músico amigo sobre recitales y entretelones. Nos contó la anécdota sobre el mundo del rock quizás más espeluznante que haya escuchado jamás.

Una puesta de luz mínima, todas apuntando desde el escenario hacia afuera, ninguna de frente, lo que hizo que jamás la cara de Ian estuviese iluminada. Y estaba bien, sólo luces blancas y azules durante el show, recien en los bises se entrometieron unas violetas y verdes. El mismo músico nos contó que en el 90 cuando vinieron los Jesus & Mary Chain tan sólo vio sus siluetas. 

El cielo encapotado coincidía con el ambiente lúgubre del recinto y de los ogros de la isla. Un gran cantante y una banda donde a pesar que solo siguen dos de los integrantes iniciales, suena a la altura de su nombre. Terminaron tocando todos sus temas más conocidos, por lo cual hasta los que menos habiamos buceado en  su obra (como yo) pudimos hacer lip-sync.

Luego la pizzería donde nos atendieron muy mal y el otro familiar que se levantó a pedir el libro de quejas, y ante la negativa de darlo nos retiramos habiendo consumido algunas cosas y sin pagar. Ya comido y a resguardo de la lluvia, emprendiendo el retorno, resonaban en mi las luminosas  palabras encerradas en Nothing lasts forever, junto a la invitación a walk on the wild side:


"...I want it now
Don't tell me that my ship is coming in
Nothing comes to those who wait
Time's running out the door you're running in
So, I want more than I can get
Just trying to, trying to, trying to forget
Nothing ever lasts forever..."


4 comentarios:

Joakkin | 16 de octubre de 2010, 13:44

Ah yo estuve en ese otro festival pero volví en el Costera luego de una hora de caminar bajo la lluvia. Por suerte me esperaban ravioles con crema al regresar.
Sobre las bandas que vi:

Rage Against the Machine: pulenta. Las bandas que se parecen a Rage apestan pero ésta tiene fuerza y llegada. Morello es un mago y De la Rocha debe estar entre los mejores 10 frontmen que hay. Al margen de hablar de revolución en un Pepsi Music.

Queens of the Stone Age: muy bueno. Sobrios, contundentes y prolijos.

Los Natas: duermen a cualquiera. Sólo apto para fanáticos.

Barilari: Pomelo con 10 cm menos y un pelo renacido gracias a Hair Recovery. Decía pavadas y terminaba sus frases con estridente grito en D. Me lo imagino llamando un remís.

O´Connor: Rob Zombie pasado por el lavarropas. Melenazos, riffs heavies y caras de malos. Aprueba, es del palo.

Cabezones: impresentable. Airbag con más tatuajes.(Y suena peor)

Tristemente célebres: sólo conocidos por Eduardo de la Puente, el nombre les queda grande y también la música.

Bicicletas: no estuvo mal. El cantante en un momento estaba entre la gente y parecía perdido. Parecía no haber aterrizado.

Bs As Karma: rockeritos chetos.

La perla, el genial Alain Johannes que se metió a todos en el bolsillo:

http://www.youtube.com/watch?v=xJZFb6LJ3PY

Juan Antonio | 17 de octubre de 2010, 13:32

& the Bunnymen ... & the Bunnymen & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ... & the Bunnymen ...

Lisandro | 18 de octubre de 2010, 6:36

jajaja
y Los Natas, reitero: ZZZZZZzzzz
Cómo te los bancaste a todos eh! hiciste valer la entrada, y que bien ese pelado!

Tony: comienza el operativo retorno.

flor | 18 de octubre de 2010, 20:42

la elipsis, lis, la elipsis.

Publicar un comentario en la entrada