Del asesinato considerado como una de las bellas artes


En este libro de 1827 (compuesto por un par de artículos: “Confesiones de un inglés comedor de opio”, una conferencia en la “Asociación de Conocedores del Asesino” y algunas ampliaciones en sucesivas reediciones) Thomas de Quincey se burla risueñamente de la morbosa curiosidad que despiertan los sucesos sangrientos de la época. Hace un recorrido por el arte del asesinato desde la antigüedad hasta las atrocidades de sus contemporáneos, abordándo con mucho refinamiento e ironía las infamias que se cuenta página a página.

El crimen para De Quincey es reprobable cuando aún es un proyecto, cuando no se ha realizado, pero una vez que se ha consumado y ya es inevitable debe ser juzgado según sus “méritos” estéticos. Así si alguien es asesinado de un garrotazo en la cabeza no tiene mucha gracia, la sangre es para la gilada, pero si el crimen es planeado, la situación estudiada y la concreción silenciosa y de ser posible infame, la cosa cambia. Decía que el hombre refinado debía buscar el detalle elegante que convierta al asesinato en una verdadera obra de arte.

En el Post Scriptum de 1854 describe metódicamente los asesinatos cometidos por un tal John Williams en 1812 y por los hermanos M'Kean (siempre los irlandeses haciéndose amigos) en las proximidades de Manchester. En esta ocasión De Quincey no hace mucha humorada ni ironía contra el morbo enfermizo, sólo se trata del relato descarnado de varias atrocidades. Pero a decir verdad recoge un poco el guante y suaviza el asunto porque como era de esperar a la mayoría de la sociedad ni le parecía chistoso ni inteligente ni nada de nada. Aunque si le pareció mucho a los surrealistas y a Borges.

“Uno empieza por permitirse un asesinato, pronto no le dará importancia al robar, del robo pasa a la bebida y a la inobservancia del día del Señor, y se acaba por faltar a la buena educación y por dejar las cosas para el día siguiente.”

2 comentarios:

juan antonio | 11 de septiembre de 2009, 8:27

en este post hubo menos comentarios que en mi blog

Lisandro | 11 de septiembre de 2009, 8:29

Cuando abrí el blog puse 15 posts, este fue el primero y ahora es el último, irónico uh? Lo dejo a tu criterio.

Publicar un comentario