Hamaca


Tuve que ir a votar otro año a la facultad. Otro dia de horror civico. Quién haya sufrido esas colas y esa forma papelistica-en-mano tratando de convencerte para que los votes cuando faltan 2 metros para entrar al cuarto oscuro me ahorra describir cuán escandalosa es.

Hoy bajo el abrasador calor de cual haya sido el piso en el que me encontraba pude divertirme rechazando todos los papeles con propuestas, todos los petitorios por firmar diciendo que ya los habia firmado y negándome a hablar con ellos con una sóla frase: “no gracias, estoy en veda electoral”, y ante la insistencia de qué me parecía no se que cosa, poder repetir: “no voy a hablar” y ante la tercera requisitoria del mismo primate, “no curso más, gracias”, todo sin dejar de sonreir. Aunque ahora recuerdo que hablé con uno que hizo referencias a las bicicletas de mi remera mientras respondía un mensaje a una invitación de una preciosura que estaba frente a mi casa hamacando a su sobrina.

6/11/08

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada